14 julio 2018

Teoría de la estupidez.

Carlo Maria Cipolla enunció:
  1. Siempre e inevitablemente cualquiera de nosotros subestima el número de individuos estúpidos en circulación.
  2. La probabilidad de que una persona dada sea estúpida es independiente de cualquier otra característica propia de dicha persona.
  3. Una persona es estúpida si causa daño a otras personas o grupo de personas sin obtener ella ganancia personal alguna, o, incluso peor, provocándose daño a sí misma en el proceso.
  4. Las personas no-estúpidas siempre subestiman el potencial dañino de la gente estúpida; constantemente olvidan que en cualquier momento, en cualquier lugar y en cualquier circunstancia, asociarse con individuos estúpidos constituye invariablemente un error costoso.
  5. Una persona estúpida es el tipo de persona más peligrosa que puede existir.

07 julio 2018

Urraca ladrona.

La urraca blanquinegra entró en el árbol al atardecer, agarró con su pico a un polluelo de gorrión y marchó volando con él. La madre y otros gorriones la persiguieron para que lo soltara, ella bajó al suelo con él y empezó a devorarle. Los gorriones instigaban a ese pájaro mucho más grande para que lo soltara pero volvió a agarrarlo con sus fauces y voló más lejos, hasta que los pequeños gorriones abandonaron. Imagino que allí devoró a su presa. Este documental no grabado sucedió ayer ante mis ojos. "Qué cruel es la vida" - me dijeron. Sí, repuse. Siempre el poderoso devora al más indefenso. Entonces mi cabeza me dirigió a otra urraca que conocí, pero de eso no voy a hablar.

01 julio 2018

Casi humor amarillo.

No acabo gustando a casi nadie porque algunos dicen que lo critico todo, pero en mi defensa diré que es que me lo ponen a 00. En cuanto vi lo del reto, aunque he tardado un par de días en hablar de ello porque no me gusta ser señalado como ese señor al que todo le parece mal, vino a mi mente aquel programa de unos chinos machacados por montones de obstáculos imposibles de superar. Creo que tuvo una versión expañola que duró algo menos porque los hispanos nos dejamos apalear por buenas causas pero no por cosas así. No revelo nada nuevo (lo he dicho muchas veces) si digo que estoy en contra de este reciclado nacional que no consigue nada, o casi nada, y que sin duda hace ganar dinero a una empresa con sus distintas filiales locales de diversos nombres. Está claro que la conciencia no se compra, pero es más claro aún que cuando de pequeños llevábamos los cascos de la gaseosa y el vino a cambiar a la tienda no se perdía ni uno (salvo aquel que por mala suerte se rompiera, lo cual era casi una desgracia doméstica). Eso es lo que siguen haciendo casi todos los países desarrollados que envidio, con lo cual logar alcanzar el 99% del reciclado del plástico. Una cifra muy alejada de la que tenemos en Expaña. Es tan sencillo como que te den un vale de compra o de descuento para comercios cada vez que eches una botella o una lata. Funciona de miedo Ecoembes, te lo digo yo. 
Es seguro que alcanzaremos el reto y una ONG local recibirá mil euros, basta con esa acción los martes de mercado para que simplemente se recojan todas las que se arrojan ese día indistintamente a cualquier contenedor o directamente al suelo. Pero la pregunta es si con eso aprenderemos algo y la respuesta es NO, nada. Cualquiera con un mínimo conocimiento de sicología te diría cómo funciona eso del refuerzo. 
Están de humor estos del amarillo. 

¡Estúpido FB!

"Pésame Señor", decía mi madre -gran creyente- con sorna. No hay nada peor que un autoproclamado santo jodiendo a los demás. Uno de los mayores santones que conocí la deshaució de niña. No lo viví, claro,  pero el relato de mi Lala se me grabó para siempre. Tal vez por esas incongruencias el ateísmo en Expaña no para de crecer y supera con creces la media de otros países tradicionalmente más laicos. 
La nueva religión es el FB, nos mantiene atentos a las absurdas plegarias presuntuosas del nuevo dios llamado felicidad. Nada más vomitivo que difundir frases hermosas de lucha y superación mientras en la vida real eres la piedra que aplasta a los que te rodean. No extraña que mucha gente de razón lo vaya abandonando. Desayunarte cada día con frases de amor de quien te escupe no ayuda al sosiego. Sin embargo está de moda ser feliz y repetir frases hermosas falsamente atribuidas a autores o personas que nunca escribirían esas cosas. 
No hace mucho las asociaciones contra el cáncer pararon esa infección que parecía afirmar que con optimismo se podía no solo encarar la enfermedad sino vencerla. Estúpida filosofía de la felicidad ¡Cuánto daño ha hecho!  ¡Estúpido FB cuántas alas das a la hipocresía y la ignorancia!

27 junio 2018

Más allá de los monstruos.

Me sorprendieron el año pasado cuando las veía entrar y salir. Este año, conocidas de antemano, me vuelven a sorprender. Me llama mucho la atención la habilidad que ha tenido la pareja para hacer el nido dentro de la cochera. Es cierto que hay varias plantas de garaje y que eso implica muchas aperturas y cierres de puerta, pero no me deja de llamar la atención la inteligencia de estos hermosos pájaros que han de aprovechar esas aperturas para entrar y salir volando a toda velocidad. Lo veo como una gran lección. Una en la que nada de lo que parezca estar en contra tuya realmente lo está. Una en la que hay que aprender a aprovechar las oportunidades aunque parezcan nulas. Una en la que sigues vivo aunque estés solo frente a quienes han ignorado tu vida. La lección en la cual, aunque no controles la apertura y cierre de las puertas que permitan salir y entrar a voluntad, sin embargo puedes hacerlo con más libertad si cabe porque no tienes nada que agradecer a ningún dueño del castillo, y en realidad te importa una mierda lo que los señores de la cochera hagan. La vida continúa más allá de los botones que tratan de impedir el paso. Mucho más allá de los monstruos que otrora te hicieron daño. ¡Me encantan estas golondrinas osadas y hermosas!

26 junio 2018

País de ladrones

Dicen algunos que Expaña es un país de ladrones, a mí me lo dijeron de pequeño en clase cuando un profesor relataba cómo en un barracón de soldados alemanes sin tabaco ninguno de los compañeros cogió de la cajetilla llena que otro compañero ausente tenía. Reconozco que aquella historia me sorprendió. La madrugada del cobro de pensiones ya había gente sacando del cajero y comprobando que habían recibido su ¿"justo"? pago por los años de trabajo y las colas del 25 de junio de 2018 se formaron desde una hora antes de que abrieran las oficinas bancarias. Muchos pensionistas temían que sin Rajoy no fueran a cobrar sus pensiones lo que demuestra la falta de cultura democrática de este país que sin embargo presume de ello. Seguimos siendo un país de grandes diferencias de clase. Los ricos son cada vez más ricos y los pobres más pobres. Vivimos donde podemos. Hay más de tres millones y medio de viviendas vacías y sin embargo los alquileres están lejos de la mayoría de la población. Puede que por eso las familias aún cuiden de hijos mayores de treinta y cinco años en lugar de que estos abandonen el hogar en cuanto cumplen la mayoría de edad, como suele suceder en casi todo el mundo. Me niego a creer que eso suceda porque somos los únicos que amamos a nuestros hijos. Más bien todo tiene que ver con el dinero. ¿A alguien le importaría el problema catalán si todos atásemos los perros con longaniza? Probablemente el problema ni siquiera habría existido. 
No, no creo que seamos un país de ladrones somos un país sin recursos en el que los pocos dineros que tenemos no alcanzan a la mayoría de la población. Una historia repetida. Hasta en los dos mejores siglos económicos de Expaña el dinero nunca llegó al pueblo así que ¿qué podemos esperar? Eso está ya inserto en nuestros genes.

24 junio 2018

Exclusión.

Va camino de veinte años el trabajo que realicé y publiqué sobre exclusión social en el Polígono La Data de Plasencia. Un problema que me ha preocupado de siempre y que implica no solo la economía sino también los aspectos educativos, sanitarios y de crianza con la consiguiente copia, por parte de los hijos, del modelo social de sus padres. 
Echemos el leño de la culpa a la crisis, si queremos, pero la verdad es que el problema es de un ámbito mayor a que en 2008 se decidiera apoyar a los ricos y a los bancos mientras se disminuían los recursos de las clases más desfavorecidas y se recortaba la Ley de Dependencia. Las cosas no solo no han mejorado desde el 2000 sino que la exclusión ha aumentado y en países como Extremadura (¡Uy, perdon, se me olvida que nosotros no somos una comunidad histórica) el asunto es cada día más grave. 
Dice el INE (osea el Estado y no algún bolcheique con ganas de destruir Expaña) que aquí el riesgo de pobreza es del 38.8% (y creciendo) y que la diferencia con la media nacional (esa nación a la que le dedicamos banderas rojigualdas y que adoramos tanto) se ha duplicado. También dice el Organismo Autónomo dependiente de la Secretaría de Estado de Economía que en seis de cada diez casas es difícil llegar a fin de mes y que cerca de la mitad de las familias no puede permitirse una semana de vacaciones al año. Ir al Burger es para muchas familias el único extra que pueden permitirse si desean celebrar alguna cosa. Eso no lo dice el INE, sino yo. No es problema de quien gobierne aquí o en Madrid, ya hemos tenido   de los dos y, aunque gobernara un tercero en discordia me temo que todo seguiría igual. Años de historia, de dictadura y democracia confirman que todo es igual. Nuestro país, nuestras ciudades, pierden peso cada día. Un millón de votos no es nada y además aún creemos en la buena fe. Probablemente la exclusión nos la merecemos. Lástima.

02 junio 2018

Vive antes de que sea tarde.

No soy médico, pero observo que muchas enfermedades son la manifestación de un proceso psíquico que está desmoronando a esa persona por dentro. La ciencia ha estudiado cómo algunas enfermedades muy graves surgen un par de años después de haber atravesado graves problemas personales (emocionales, laborales, económicos...) y no es infrecuente ver que gente que tiene el corazón dividido acaba sufriendo infartos o cómo lo que digerimos mal en nuestra vida al final se transforma en problemas de colon. Muchos accidentes de tráfico no son más que suicidios. Lo sabemos ya, hace tiempo, pero lo callamos.
Es como cuando se decía que los niños tras enfermar crecían, y la realidad es que al crecer física y psicológicamente enferman. El cuerpo siempre reacciona a lo que nos sucede por dentro pero de esto se habla poco porque la medicina es aún demasiado fisiológica y porque supondría cambiar todos los esquemas del modelo de salud. Muchas veces la gente acude al médico porque ha somatizado lo que no puede expresar verbalmente. Si te paras a pensarlo verás que tengo razón. Tú conoces casos, lo mismo lo estás viviendo dentro de ti. No esperes más. Pon remedio a tu vida antes de que se deteriore. A veces es abandonar un trabajo, otras una relación, la mayoría de las veces es hablarlo, con tiempo, pausadamente y poniendo sobre la mesa las cartas con las que estás jugando. No esperes a que sea demasiado tarde. Vive. 

29 mayo 2018

Gris, feo y sin libertad.

Creo que el franquismo en el que fui educado dejó una marca tan indeleble en mí como la que dicen producen los sacramentos de la madre iglesia y creo que eso se me ha enquistado haciéndome ser un tipo responsable, lo cual no es malo, pero responsable, sin más. Así que para mí esa época que recrea "Cuéntame" no es más que un mundo gris de mal rollo que odio.
Sin embargo después de aquello creo que no vino más que el vacío. No me refiero solo a mí, que sí, sino al vacío educativo donde más del cincuenta por ciento de la población no llego a sacar el graduado en ESO, por eso dicen que el 70% de los solicitantes de las plazas convocadas para el empleo social quedan fuera, por no tener el mínimo nivel educativo y no plantearse ni por asomo matricularse y estudiar ahora. 
El esfuerzo no entró en muchas cabezas y sin esfuerzo no entra la formación académica y sin ella tampoco -dice Kohlberg- el desarrollo moral. Uno encuentra "periodistas" que no han pisado la Facultad y se permiten dar lecciones morales a los demás desde columnas semanales, políticos que exigen no defraudar mientras ellos roban, curas que violan y gobiernos que no se sujetan ni con muletas y son incapaces de dimitir o cerrar el quiosco porque ¿de qué van a vivir si no?
Aún así, aunque no me cambiaría por nadie de los descritos: seres  que abusan de la bondad de la buena gente, y aunque sigo esforzándome a diario en mis estudios y trabajo, no dejo de pensar que mi mundo fue gris. Gris, feo y sin libertad. Un desastre de la guerra.

27 mayo 2018

Un hombre feliz.

Hoy sería un hombre feliz, si es que acaso me gustara el fútbol, que no, y fuese del equipo blanco, que evidentemente tampoco es el caso, pero de serlo, ¡ay, de serlo! en caso de no haber ido ayer a Ukrania habría podido pasar toda la noche deambulando por la Cibeles, o en Plasencia, si es que ha habido celebración, que imagino que sí. Una de las ventajas de vivir fuera de la zona de influencia del centro es precísamente no oír la fiesta habitual o las voces y máquinas de los barrenderos cuando a las siete de la mañana comienzan su labor. 
Sería ahora un hombre feliz, pleno gozo por la decimotercera de mi equipo, primera noticia de todos los noticieros del día de hoy. Porque ¿a quién le importa la crisis institucional que padecemos?, ¿a quién le interesan los chanchullos que se han hecho para aprobar unos raquíticos presupuestos sociales?, ¿de qué sirven todos los agobios diarios si uno no puede disfrutar de una buena victoria de su equipo?
Sería un hombre feliz desde ayer a las 16 horas que empezó la conexión radiofónica del partido y lo sería durante todo el día de hoy, vería en la tele -si es que no pudiera ir-  el magnífico despliegue de medios urbanos que se producirá para que los ganadores vayan a presentar su copa a la Virgen de la Almudena, que como todo el mundo sabe jugó en primera hace dos mil años, y luego contemplaría como esa misma copa se ofrece a la diosa pagana del carro. Porque hay que amar siempre a papá y a mamá. Un hombre feliz. 
Sin embargo me tengo que conforma con escribir estas líneas y comprobar que no accederé jamás a ese río de felicidad incontenible que es saberte campeón una vez más. Todo un éxito de mi vida logrado sin un ápice de esfuerzo. El milagro de Expaña hecho carne una vez más.

22 mayo 2018

Dios está aquí, pero no viste de amarillo.

Podría aceptarse que hubiera religión en la enseñanza. Al fin al cabo es una manifestación cultural de dos siglos de historia que ha afectado a la arquitectura, el arte y la moralidad en general. Podría, pero la experiencia reciente que he tenido es que en las clases se ponían películas y se hacían excursiones para no perder alumnos.
Podría aceptarse que hubiera profesores de religión católica en los colegios e institutos privados que elijan esa opción para la educación de sus hijos. Incluso podría ser aceptable que en la enseñanza pública se ofertara como opción, pero la cuestión es ¿qué capacitación tienen los profesores a parte de ser muy amigos del obispo y no haber opositado?
Podría aceptarse que la religión tuviera cabida en la enseñanza académica que de por sí debería de ser científica y ajena a la fe, pero tal vez debería de estar fuera del horario académico.
Y queda la verdadera pregunta ¿por qué el Estado debe de pagar las clases de religión de primaria, secundaría y bachillerato?