03 noviembre 2014

Las mil y una noches.

¡Ábrete Sésamo!, decían los ladrones.
¡Magia Potagia!,  tengo la solución.
Cuéntame un cuento que me lo creo.
Ronda, rondalla la votación
Protégeme Virgen de la Cueva
que yo me quede como un señor
que no llueva, que no llueva
que estoy como Dios.