30 octubre 2012

Otro abandono.

Me informan esta mañana (aunque seguro que muchos listos lo saben ya) de que dos conventos completos se van de Plasencia ¡Válgame Dios! Después de la pérdida del tren hacia el Norte y la huida de los militares no se me ocurre  otro abandono peor. Nuestra muy católica y nobiliaria ciudad pierde un gran trozo de alma conventual ¡Qué vendrá luego, ¿la pérdida de los boy scouts?!