01 diciembre 2016

Funcionarios de bandera.

A veces criticamos por nominalismo, es lo más estúpido. Decir por ejemplo funcionario y sentir malestar en tu interior. Otras veces, como en el machismo civilizado, no llegamos tan lejos y aceptamos que existan, pero como no imaginamos siquiera qué labor desempeñan enseguida volvemos a criticar. Sobre todo si no son funcionarios de Clase A, es decir aquellos que son médicos o profesores. Si eres un funcionario chupatintas (hoy absorbe lumens) estas sentenciado desde mucho antes de que Larra lo dijera. Sin embargo conozco a muchos funcionarios que van más allá de su trabajo y de lo que  se les paga y han creado, de motu propio, bases de datos, impresos, formularios y métodos que hacen la vida más fácil a los contribuyentes sin que, por supuesto hayan recibido un euro a cambio, o siquiera una mejor consideración. S. y A.L. son de esa clase y logran cada día que el sistema sea eficaz (a pesar de todo lo que hay). Sin más, solo por trabajo. Expaña solo vale por gente así, esa que sigue currando haya o no Gobierno, le congelen o rebajen el sueldo o le consideren un parásito. La Expaña de verdad más allá de las banderas y las payasadas.