02 noviembre 2016

Extraño.

Le dibujé también, tenía tendencia a lo raro. Con sus mallas negras y excesivamente delgado ocupó mi galería junto a otros que no tenían legión de seguidores como Kazan, Ojo de Halcón, Nick Furia, pero cómo no iba a impresionarme hace 42 años alguien que hacía viajes astrales y que viajaba entre dimensiones. En el estreno de la película mi edad era la media, más o menos, o quizá la gente que veía al doctor Strange estaba "mu percutía". Ninguna novedad. Solo apta para frikis que como yo crecimos leyendo las historias de quien se fue a formar con un monje en el Tibet. En esa época era inconcebible que el maestro fuera una maestra pero tampoco Nick Furia era negro, Disney y la política de lo correcto hacen maravillas y en ese sentido no me parece mal aunque releo de nuevo los comics para ver las diferencias de la cinematografía con los sueños que forjé. Definitivamente tenía pinta de debilucho y casi afeminado, a pesar del bigote, ¿cómo no le iba a gustar a alguien como yo?