29 mayo 2016

El Ghost.

Me mola ser Patrick Swayze
tan alto, tan fuerte,
tan guapo.
Con esa cara de hombre-niño
que enamora
a todos,
y digo a todos, también.
Pero no sé bailar como él,
ni podría sujetar
sobre mi cabeza
el cuerpo de una chica
medio anoréxica.
No podría soltarla
suavemente de nuevo
y bailar sin parar.
Simplemente no sé.

Ni podría contener
mi deseo teniendo a
Demi entre mis piernas
mientras acaricio
pechos aún no operados.
Sería mi última película,
pero me mola ser Patrick Swayze
y salvar Calculta
o como diablos llamen a la
ciudad de la pobreza ahora.

Pasa que mi mundo es
un LCD extraplano
con potente procesador y mucha RAM,
Y además, aunque lo diga
un falso test nada inocente,
se murió en 2008.
Para entonces yo ya escupía
sangre de mis venas
harto de una infame
vida inútil
No fui Patrick Wayne Swayze
pero me mola.
Baila conmigo.