06 diciembre 2015

F.E.N.

El viernes no anunciaron "El puente de los espías" y pensé que habíamos quedado fuera de la primera tanda de copias a proyectar. Sin embargo, el sábado, para mi sorpresa, la cartelera de cine (¿por qué hay una cartelera de cine en la Plaza y no la hay de cultura? Es un misterio que jamás podré responder) anunciaba la peli de Spielberg. Actualmente hay directores que, como Kubrick,  DeMille o Wilder -por citar alguno- están construyendo la historia del cine. Uno de ellos es quien he mencionado, otro le mencioné la semana pasada (Scott). El caso es al final de le película (de esas que puedes ver por segunda vez y que sin embargo en manos de un mediocre director resultaría aburrida) unas líneas te explican que James Britt Donovan negoció la liberación de más de 4.000 personas y desde ese momento, aunque ya me ha sucedido más veces, no dejo de preguntarme por qué sabemos tan poco de la gente que ha hecho cosas increíbles y sin embargo sabemos tanto de, por ejemplo, los politiquillos de tres al cuarto que inundan nuestros canales de noticias. No sé si volverá a los colegios "Educación para la ciudadanía", supongo que sí, pero en vez de adoctrinamientos ¿no sería mejor descubrir a las mujeres y hombres que han dado valor a la humanidad? A mí -en el colegio- solo me hablaban de Franco y algunos santos, y mi educación para la ciudadanía se llamaba Formación del Espíritu Nacional, pero eso es otra guerra.