10 octubre 2015

Teatro y teatrillos.

Ni el HOY digital consiguió que el AKZ se llenara ayer y, sin embargo, "La Flauta Mágica. Variaciones Dei Furbi" es una de las mejores obras musicales que se pueden ver actualmente. Las voces de estos seis cantantes llenan un escenario que, por otra parte, solo requiere de atrezo un armario-puerta y un velo que se extiende y recoge, todo el fantástico paisaje que contiene la ópera es aportado por una magnífica puesta en escena que te hace comprender "La flauta mágica de Mozart" de manera eficaz. No en vano es Premio Max 2014. Y, sin embargo, no deja de sorprenderme que el Alkázar solo se llene con famosillos televisivos, lo cual indica que nuestra cultura está enlatada (o ahora digitalizada), ni acierto a entender que teniendo un Conversatorio, Escuelas de Música, Asociaciones Musicales y, al menos, diez corales, no abarrotaran el palacio teatral, y mucho menos entiendo que 42 butacas estuvieran vacías. Es verdad que el puente cruza cualquier intención, pero aún así, 40.000 habitantes dan de sobra para llenar el Teatro en una noche como la de ayer. Los que fuimos aplaudimos a rabiar, los actores lo merecían de sobra. Gracias Platea, gracias J.R.S.D.