12 noviembre 2014

Mierda.

Una gran cagada esperarán muchos el día 21 de diciembre. No en vano la primera cagada del mamífero lechero vale 5.000 euros. Sin embargo la caca de los perros vale, en mi pueblo, 100 euritos. No se pueden comparar ambas cagadas por la misma razón que no es igual pedir a San Judas que el bicho cague en tu parcela, que pedir que le parta un rayo a quien hizo que tu zapato se llenara de mierda. Es todo tan educativo y escatológico que no me parece un desatino que Podemos quiera que los futbolistas tengan, como mínimo, la ESO (o lo que sea que una próxima reforma educativa establezca). ¡Mierda, ya volví a meterme en el  patatal político! Es lo que tiene hablar de caca.