27 octubre 2014

No existen los milagros.

El milagro del cuerpo y hora. Por muchos relojes que atrases, tu cuerpo conoce de sobra la hora de comer, de acostarse y de despertar.
El milagro del pan integral. Si la masa es harina de trigo, aunque añadas un 20% de harina integral nunca es un pan integral.
El milagro del P.I.B. Por mucho que añadas la prostitución y mejoren los números, el salario sigue siendo una miseria.