24 diciembre 2013

Esta noche es noche de perros.

En España tenemos un problema con los partidos políticos. Parecen carecer de ideología propia y, burla burlando con la Iglesia hemos topado, amigo Sancho, es la doctrina católica más tradicional (la que afortunadamente no practica-predica el Papa) la que gobierna España. No me entiendan mal, no es que la Iglesia dicte normas y leyes, es que quien gobierna (o más bien, debería decir, quien controla el negocio) lo hace siempre mirando de reojo a la Iglesia, bien para ir en su contra (dentro de los límites, no vaya a ser que nos excomulguen y nos manden a un infierno real lleno de fuego) o para todo lo contrario (como sucede ahora): cumplir los designios de Dios a través de la "Gobernanza" (¡qué palabra más bonita nos han enseñado!). En realidad, como carecen de ideología, son y han sido incapaces de gobernar conforme a un plan lógico que tenga en cuenta a los ciudadanos. No es de extrañar que un periódico conservador diga que esto del aborto en España es un "Abuso de Poder"
 ¡Vaya por Dios, ahora vienen nuestros colegas de derechas y también nos critican! Si al menos los Gobiernos tuvieran una ideología social (que repito no la tienen per se, sino dictada por la Iglesia) podrían hablar hoy de religión. Podrían decir que hoy, esta noche, muchas familias vivirán en portales, no tendrán calefacción, tal vez ni electricidad, comerán en comedores sociales -si hay suerte- o alguien les dará comida, pasarán una noche sin pastores, ni mulas, pero igual de dura y triste que la descrita en los Evangelios. Podrían decir eso, y terminar el discurso diciendo que sí, que esta noche es noche de perros, y mañana y -me temo muchas noches más- va a seguir siendo noche de perros para muchas familias, por mucho que el resto de quienes tenemos algo nos esforcemos -cada día más- por ayudarles. Pero no sucederá así, dormiremos todos como si el mundo no se estuviera derrumbando a nuestro alrededor. Felicidades, lo hemos conseguido.