07 agosto 2013

Todo más barato.

Los precios no están subiendo, todo es más barato y las grandes marcas venden sus productos a un euro, como en un todo a cien de los de antes. Los precios de los alimentos se mantienen, para alegría general de los encargados -más que responsables- de la cosa pública. El chocolate reduce su espesor, los tubos de pasta se acortan para que los podamos llevar de viaje, los gramos se reducen o el peso neto disminuye mientras que el peso total se mantiene, el pan de molde se vende sin los extremos con corteza, jajjajaja. Los precios, por supuesto, no están subiendo ni un céntimo. ¿A qué esperamos para que nos quiten un 10% más de salario?