01 mayo 2013

Sorpresas mayoúsculas.

Escuchar en la SER a Cándido Méndez hablar de que el problema de las Empresas de este país es la falta de crédito y que solo si el crédito fluye se podrá cambiar la situación NO TIENE PRECIO, ni desperdicio. Lo próximo será afirmar que los trabajadores de las pequeñas empresas no pueden verlas como algo ajeno y tienen que implicarse porque en ello les va su trabajo. Lo escucharemos, al tiempo, si es que para entonces queda alguna empresa en España, que lo dudo.