21 marzo 2013

No hay días para tantas conmemoraciones.

-Hoy invito yo, dijo Carrasco.
-No, ni mucho menos, invito yo, dijo Bécqer, clavando su pupila en la pupila de Pablo.
-Para nada, hoy es nuestro día, respondió el graduado.