16 enero 2013

Ellos o nosotros.

Imagino a los mangantes, ladrones, hijos de puta que poseen el dinero y están consiguiendo de los políticos -a base de premios, imagino también-, que sus planes de arruinar a la clase obrera, de suprimir la clase media y de acabar con, no ya el estado de bienestar, sino con el estado de vida medianamente digna, los imagino, digo, encantados con la marcha de sus planes. ¿Por qué cojones iban ellos y ellas a repartir la escasa tarta con nadie? Las ventas de objetos para ricos siguen subiendo y por supuesto la economía se sigue contrayendo. Ya ha anunciado hoy (postnavidad) el Banco Mundial que el irrisible crecimiento previsto para el 13 no va a ser posible. El P.I.B. europeo seguirá contrayéndose este año. Habrá que esperar, dicen de nuevo, al 2.014.