05 diciembre 2012

Educación Católica.

Dicen que su padre le recomendó el bautismo, pero la culpa es del bautizado Recaredo, que USÓ a la religión católica para unir visigodos e hispanorromanos y hacer un estado más fuerte. Desde entonces, entre cruzadas y muerte al protestante (Dios salve al Papa), España no ha dejado de ser un país sometido a la ideología religiosa (a favor o en contra). Lo demuestran las sucesivas leyes educativas que nos hacen fracasar año tras año en PISA. No deseo una educación laica como la francesa (nos repetía un cura hace bastantes años). Nos ha jodido, nadie tira piedras a su tejado de cristal. El caso es que ahora vamos a una nueva reforma que encima prima a los niños bien de jerselito, corbata, faldita plisada, y familia de bien de las de toda la vida. No se pueden manejar los productos peligrosos sin protección. Quien pensó utilizar a la Iglesia se ha descubierto UTILIZADO por ella. Flaco favor se hace la Iglesia a sí misma (aunque piense lo contrario) y estúpida solución encuentra el partido gobernante al mantener este endémico mal. Pero allá vamos de nuevo, a mezclar una vez más churras y merinas.