13 noviembre 2012

Más por menos o menos por más.

Dicen que no hay nada como prohibir algo para que aumente el abuso (o la carencia digo yo). Mi teoría es que tras limitar la pesca en el P.N. de Monfragüe los barbos brillan por su ausencia y solo hay carpas. También que tras limitar y regular la colecta de setas hay cada vez menos. Y es que entre los humanos la sensación de carencia lleva al abuso (por eso comemos tanto azúcar, pero eso lo cuento otro día) y los efectos deseados no sólo no se producen en muchas ocasiones sino que son contraefectos. Al consabido paradigma de que subir el IVA decrementa su recaudación se unen otros dos muy interesantes. Se regula ahora in Spain (curiosamente esa ley no existen en EEUU que es quien más presiona para que España la tenga) una ley que prohibirá las descargas en internet incluso para copia privada. Ya se hizo en Japón y resulta que ahora los japos gastan menos en música que antes. El segundo dato interesante (que por supuesto nadie al mando entenderá) confirma que tras bajar el sueldo a los funcionarios Hacienda ha perdido 915 millones de euros. Es el efecto de menos por más o el de la avaricia rompe el saco, también conocido como la gallina de los huevos de oro o el traje nuevo del emperador. Da igual no se enteran de nada (ni estos, ni aquellos).
Esta entrada no la programo (como hago habitualmente) para mañana porque mañana es 14N.