05 julio 2012

No, we can't

"Aunque usted pueda, España no puede", me decía el Régimen de Franco por la tele cuando yo era pequeño. Era un tema de dinero, de compra de energía, nada de ecologismos o sensiblerías. La única diferencia entre aquéllo y ésto, es que ahora nadie se atreve a decir cosa parecida, si acaso, para que no perdamos el sueño ilusionado de que aún somos un país serio, nos hablan de la energía, el medio ambiente y cosas así. Como mucho nos recuerdan que el gasto es cosa nuestra:"apaga la luz, no vayas a más de cien, ahorra en el metro" (ya casi que eso tampoco). Si tuvieran ahora que decirnos algo sería: "Tío, que no puedes pagarlo, ¿no te das cuenta de que aquí cuesta la luz el triple que en Estados Unidos, el doble que en Francia y mucho más que en toda Europa salvo Malta y Chipre?". Pero no hay valor, ni para recordarnos que España es un país tristemente pobre, olvidado de Europa y arrinconado (esto no es de ahora, es de siempre, pero antes nos dejaban coger migajitas y nos invitaban a las grandes sesiones aunque dejaban al niñito jugando fuera), ni para decirnos la triste verdad: "Usted no puede y España tampoco".