17 julio 2012

Futuro

Más o menos la opinión de Martin -profesor de conversación en inglés en la U.P. con quien me encanta charlar porque lo hace siempre en inglés, aunque mi antiguo conserje (que pasó a vida jubilar) insiste en que, ¡sí, habla español!- es que hay que trabajar más y más duro (él sabe que cobrará menos, como todos) y en segundo lugar, que tenemos que hacer como los irlandeses. Ellos acaban la universidad y se van a trabajar fuera. Como la sangría es grande, el Estado ya ha empezado a tomar medidas. Pues eso. Por intentarlo que no quede.
(En una agradable conversación mañanera volviendo de mi paseo vacacional)