18 febrero 2012

Futuro comunicativo.

1984 fue un fiasco, aunque el Capital va camino de anularnos, 2001 se tornó imposible, 2010 no existe en realidad... Pobre Blade Runner, se acerca 2019 y, como dice mi hija, los coches aún no vuelan. Todas las previsiones futuras se tornan imposibles y solo aumentan las posibilidades de comunicación, algo que las películas y los libros no suelen considerar.