28 enero 2012

Revueltas por venir.

¿Por qué la gente no se amotina, ni hay revueltas, ni saqueos, ni más violencia en un país de más de cinco millones de parados y con previsión optimista de llegar a los seis?
Algunos opinan que esa cifra no es real, que hay mucho dinero negro y que la gente no declara nada y que por eso no hay motines. Simplemente no se lo creen.
Personalmente pienso que quien opina así pertenece a la casta política (con la designación casta no indico que sean todos los que están ni que estén todos los que son). Puede ser que haya dinero negro y que alguna gente esté estafando, pero si pensamos por lo alto ¿cuántos podemos poner? ¿un millón de personas? ¿y qué pasa con los otros cuatro millones y medio? Mucha gente está viviendo de pensiones familiares y de ayudas. MUCHA. Así que ¿por qué no hay revueltas?
La teoría de la Privación Relativa predice que la gente puede aguantar todo, incluso vivir en condiciones infrahumanas, sin que suceda nada hasta que la cosa estalla. Sucedió en Attica (1971), los presos sólo "disfrutaban" de una ducha semanal y un rollo de papel higiénico al mes. Podrían haber aguantado así muchos años más, pero les prometieron mejoras que no llegaron. El resultado fueron 43 muertos y 30 heridos.
La moraleja es: Aguantaremos lo que nos echen, salvo que nos prometan que la cosa va a cambiar y el cambio no suceda. Para mí que estamos ya en la fase de postpromesa. ¡Atentos!