11 diciembre 2011

Nuestro pequeño cerebro

Da igual llamarlo mentira, accesibilidad de ideas o pobreza mental y falta de creatividad. Afortunadamente mi querida Pepa inició el diario esta mañana con la noticia de Durban, desapués siguió Urdangarín, la tercera, esta vez sí, el último partido del siglo. Los recortes no son más que una involución cerebral, ¿para qué esforzarnos?