26 diciembre 2011

Maldición para mis "queridos" ladrones de libros.

(del Monasterio de San Pedro en Barcelona)
“Para aquel que robe un libro de la biblioteca haz que se convierta en una serpiente en su mano, y que lo desgarre en pedazos.
Haz que sea atacado de parálisis, y que todos sus miembros exploten.
Haz que languidezca en dolor, pidiendo a gritos piedad, y haz que no haya final para su agonía, hasta que se hunda en solución.