31 diciembre 2011

2012

Abandono la opción de un mes un Munch (casi todo lo del Noruego rebosa dolor, grito, melancolía, muerte o locura). Aunque no espero nada -sinceramente- de este bisiesto año de recortes opto por la visión cómica del calendario maya que anuncia el findelmundo y que -de nuevo sinceramente- no me parece que sea una horrenda noticia.