12 julio 2011

Más sobre libros digitales

Explicación de cómo somos nosotros mismos quienes cavamos nuestras propias tumbas. En este caso las editoriales, temiendo el desembarco digital, suben los precios de las copias no papel. El resultado será que poco a poco nadie comprará libros de papel (ni tampoco digital, porque el mercado no se habrá creado). Llorarán, claro, pero para entonces ya ni las leyes podrán salvarlos.