25 mayo 2011

En el quinto año descansó

Han sido cinco años y medio. Había pensado suprimirlo sin más o esconderlo a todos, pero no será. De momento, y sin saber bien qué será del blog, aquí lo dejo. Muchas gracias a todos aquellos (¿necesito también usar el femenino?) que han pasado por aquí y sobre todo a quienes pasaron de vez en vez. Gracias a los que me habéis mandado un mail de felicitación, también a quienes mandasteis cosas para publicar. Gracias a todos. Ha sido una experiencia magnífica, casi como un trabajo diario (pero placentero). Probablemente mi blog no haya pasado nunca los cánones literarios más estrictos, ni tampoco habré dado la información más precisa siempre, pero ha sido mi expresión y eso fue lo importante. Lo dicho: Gracias. Nos vemos en el mundo real (si queréis).