03 marzo 2011

Cal, Arena, Cal, Arena, Cal, Arena...

Bien por España, pero optar por dedicarse sólo al pueblo femenino... A mí las exclusividades siempre me han sonado a gueto. Pastel -o lo que sea- para todos, por favor.