11 enero 2011

¡Malditos roedores extranjeros!

Dicen algunos medios, y lo mismo tienen razón, que lo de la pelota de oro ha sido un ataque o injusticia contra España. Así que los otros (esos de fuera) nos persiguen. Como aún no han podido con nuestra moneda lo hacen con el deporte. Dos de tres -repiten- también con lo del entrenador, dos de tres. La Unión Ciclista Internacional ha dicho, sin embargo, que si alguien tiene que linchar a Contador ha de ser la propia Federación Española quien se la prepare. ¡Pobre!, ¡date por jodido! Cuando alguien del extranjero nos pide un autosacrificio no dudamos un instante en hacernos un harakiri. La historia económica reciente nos da muestras en abundancia.