24 noviembre 2010

La toma de decisiones (la ficción de la realidad)

El estudio de Ariely explica que nos cuesta decirnos porque siempre deseamos tener todas las puertas abiertas. De hecho elegir una es renunciar a los posibles beneficios de las otras.

Festinger por su parte sustenta el paradigma de la libre elección que de modo similar indica que cada vez que elegimos sentimos malestar ya que nada es totalmente positivo ni negativo, así que para reducir la disonancia cognitiva que se produce aumentamos (a veces de modo ficticio) las propiedas positivas del objeto elegido.

Por último Negrete (que publica ahora el tercer volumen de la trilogía) dice: "Dos de estas puertas llevan al abismo y una a Zemal. Una dice la verdad y las otras dos mienten... En el dintel, talladas en la piedra , se leían estas palabras:
No salgas por esta puerta o morirás
La puerta del centro indicaba:
Sal por esta puerta y vivirás.
Y la última, la de la izquierda, seguía burlándose:
No salgas por la puerta del centro o morirás"
El héroe piensa unos segundos y de una patada elige la puerta correcta
(derecha)
_______
¿A que tomar decisiones siempre es complicado?