19 julio 2010

Riesgo a vivir


Conozco a alguien, D., que odia los libros de autoayuda porque -dice- son siempre una fábula maravillosa en la que todo sale bien. La vida no es así, afirma. Puede que tenga razón pero el desiderátum al que tales libros nos empujan marca la meta más que la distancia a ella. Un paso es ya una victoria. El libro, al que llegué gracias a R., me permitirá el curso próximo de Psicología del Pensamiento, introducir el tema del temor al riesgo que todos padecemos: "Hemos sido adiestrados para buscar la seguridad y la certidumbre, y por eso creamos nuestro futuro con predicciones que parten del pasado, prefiriendo lo pequeño, siempre que sea predecible, que lo grande si es impredecible. No jugamos a ganar; simplemente jugamos a no perder... Hemos sido condicionados para crear una imagen de nosotros mismos y vivir de acuerdo a esa imagen. No vivimos al nivel de nuestros talentos, sino al de nuestras carencias".
Cierto.