13 marzo 2010

Calibre

Estamos, así lo creo, ante una revolución imparable (Nota: No sólo para Ubuntu)