17 febrero 2010

Bocata de atún con todo su aceite

Prometo que como mediterráneo, es solo que a veces no puedo resistir la tentación de abrir un pan y llenarlo del contenido de una lata de atún con todo su aceite (de oliva, dice) acompañado con una buena cerveza. Esa dieta -aunque ni el atún ni la cerveza eran de la calidad actual- me llevó en la mili a coger catorce kilos más pero era de los pocos gozos que uno y algunos más apuntados a tal orgía carnal teníamos. Aunque ahora que lo pienso tal vez el peso no se debía al atún. En todo caso lo disfruto. Tanto, tanto...