25 septiembre 2009

Nombre de Autor

La última entrada -pocas hace para mi gusto- de Carlos A. Sánchez Libreros sobre la supuesta última obra maestra de una intocable de España es, además de clara y contundente ,recomendable de leer. Lo que más me gusta es la alusión al silencio, tan abundante en nuestros celuloides. Haz la prueba, si coges (sin saberlo y al azar) una película en la tele a la mitad y en una escena no hay más que, pongamos por caso, paseos por una habitación o manipulación sin sentido de cartas, fotografías o cualquier otra cosa que se les ocurra, durante tanto rato que no sabes si estas en un tvshow tipo GH, apuesta lo que sea a que la peli es española. Acertarás. Algunas otras, la mayoría, son aún más fáciles de detectar, tratan de posguerra. No debería preocuparse la SGAE sobre la piratería, no suele haber peligro de que la gente se baje películas subvencionadas por el Ministerio que controla Sinde.