10 noviembre 2008

Zerep [The new adventures]

Cuando se publicaron las órdenes oficiales nuestro explorador espacial tuvo la sensación de que por fin se abrían nuevas rutas galácticas. Aún no tenía nave pero todo indicaba que la conseguiría tarde o temprano. Encendió el neuroproyector y repasó la lista de bits
1. Porque en nueve espaciocronos habían tenido tiempo de nombrar al capitán y a toda la tripulación de la nave pero no lo hicieron.
2. Porque después de coger otro camino nunca debió volver a la senda galáctica ya trazada. Como le dijo su madre: "No ames a quien amó..." Había sido un error. Ahora lo sabía.
3. Porque los planos diseñados para la nave habían quedado definitivamente archivados o perdidos. No quería pensar en la palabra destruídos.
4. Porque ahora, si se encontraban frente a un mar de meteoritos debían pedir al centro de mando que moviera los controles de la nave y el centro de mando estaba siempre en otro cuadrante estelar.
5. Porque se había cansado de que le tocaran las gónadas
Había más razones, pero de momento apagó el neuroproyector y cesaron los bits. Zerep tomó una birra de cáñamo cultivada en el planeta tierra y sonrió.