22 mayo 2007

Velocidad terminal

Habían llegado a la mesa mucho después de que él hubiera empezado a comer y por supuesto se marcharon mucho antes de que finalizara. El abuelo sólo pudo balbucir: "Vaya mundo más rápido que lleváis"