21 junio 2006

Big Brother

No me lo podía creer cuando me lo dijeron, pero era así. El Gran Hermano se había domiciliado ahora en los contenedores de basura. ¿Nadie se da cuenta de que si algo enseña la historia es que las prohibiciones, censuras y castigos no valen de mucho?