27 junio 2018

Más allá de los monstruos.

Me sorprendieron el año pasado cuando las veía entrar y salir. Este año, conocidas de antemano, me vuelven a sorprender. Me llama mucho la atención la habilidad que ha tenido la pareja para hacer el nido dentro de la cochera. Es cierto que hay varias plantas de garaje y que eso implica muchas aperturas y cierres de puerta, pero no me deja de llamar la atención la inteligencia de estos hermosos pájaros que han de aprovechar esas aperturas para entrar y salir volando a toda velocidad. Lo veo como una gran lección. Una en la que nada de lo que parezca estar en contra tuya realmente lo está. Una en la que hay que aprender a aprovechar las oportunidades aunque parezcan nulas. Una en la que sigues vivo aunque estés solo frente a quienes han ignorado tu vida. La lección en la cual, aunque no controles la apertura y cierre de las puertas que permitan salir y entrar a voluntad, sin embargo puedes hacerlo con más libertad si cabe porque no tienes nada que agradecer a ningún dueño del castillo, y en realidad te importa una mierda lo que los señores de la cochera hagan. La vida continúa más allá de los botones que tratan de impedir el paso. Mucho más allá de los monstruos que otrora te hicieron daño. ¡Me encantan estas golondrinas osadas y hermosas!