03 febrero 2017

Libre y perder.

                Eres libre
para dejarme,
dejarme perdido,
expósito a las puertas
del infierno y el dolor.
Olvidarme.
                Eres libre
de darte tu libertad
secuestrada tantos años
haciendo de la desidia
la rosa de tu jardín.
Perdido.
                Eres libre
ahora que puedes
mientras tu escasa fuerza
logra asomar la cabeza
por encima de las bestias
que pueblan esta sabana.
¡Escapa!
                   Eres libre
de hacer lo que quieras
de querer a quien quieras
libre de ser y no ser
de tener y no quererlo querer
¡Maldigo tener
siempre razón
y perder!