30 enero 2017

Jackpot.

Hay un tiempo por cada momento
y un momento en cada acción.
Si coincides ganas,
tiras de la palanca
y el Jackpot llena tu alma
de puro diamante.
Nunca he estado allí,
siempre llegué con retraso
corría para alcanzar el tren
y montaba,
pero no había asiento.
Nunca he coincidido tiempo y momento.
El secreto del éxito (siempre) es estar ahí,
justo en ese instante en que
los astros confabulan,
el punto en que se cruzan
abcisas y ordenadas,
el instante que nunca he logrado cazar,
la terrible pesadilla que me despierta cada noche
apretando entre mis puños el aire,
cansado de no haber sido capaz,
otra vez,
de estar ahí,
solo ahí,
en ese momento.