04 diciembre 2016

La tele ha muerto.

Cada día me aburre antes, me cansa y me hastía con rapidez. ¿Soy yo o es verdad que la televisión está muriendo? La gallina de los huevos de oro está muriendo de poner tanto huevo publicitario y de decir tanta sandez acrítica. Se temió la desaparición de la radio frente a la televisión, pero no fue así y ahora el medio es internet. La tele muere ante nuestros ojos y mucha gente aún no se ha dado cuenta. Invertir en televisión es arruinarse y el día en que internet en Expaña sea tan asequible como en los países desarrollados, el formato enlatado y rígido de noticias y películas habrá muerto definitivamente. Seguirá habiendo televisión, pero será un aparato para conectarnos, hablar por teléfono y ver series.