04 noviembre 2016

Allí estuve yo (también)

Plasencia destaca por una mano (si acaso) de actividades culturales. En algunas he tenido el honor (la suerte) de participar. Una de las más interesantes, en la que, con Juan Ramón Santos Delgado creí desde el principio  fue Centrifugados. De la mano de José María Cumbreño (verdadero creador, alma y cuerpo del encuentro) llenamos Plasencia de literatura y proyectos literarios increíbles. En la espara del próximo encuentro se ha publicado un resumen del segundo (ya peleé durante años hasta conseguir que Memoria Histórica de Plasencia tuviera libro porque si no todo se pierde en el espacio-tiempo) en el que recibo el agradecimiento del autor de esta magnífica experiencia y aparezco en una foto como público, una parte importante de esta lavadora literaria. No puedo pedir más. Afortunadamente hay gente agradecida. Gracias por haber confiado en mí.