19 julio 2016

Poderoso Inconsciente.

La (de) formación psicológica que arrastro me lleva a creer que no existe la casualidad sino solo la causalidad y que cuando algo sucede sin que nuestra razón lo procese es porque en ello nos ayuda nuestro poderoso inconsciente. Así, llego a pensar, que cuando la llave de tu casa se te olvida más veces de la cuenta es porque en realidad no quieres regresar (en cual sea la razón no me meto aún) y que cuando, por descuido, expones a la vista de los demás un archivo secreto es porque en realidad deseas que se conozca. He estado durante años pensando en modificar mi blog pero no he querido hacerlo porque salvo las entradas había que rehacerlo todo. Misteriosamente, en mi último escarceo informático, he cambiado sin querer su formato y mis intentos por recuperar la primtiva plantilla no han servido de nada porque mi blog es de 2005 y los lenguajes de programación son distintos. Ando pues cambiando. Trasteando por recovecos y buscando acomodo. Mis disculpas si alguno de vds. se había acostumbrado tras once años a la imagen antigua. Trataré de no defraudar con la nueva. Por cierto, el fondo es Io (mi primer nick informático) sobre Júpiter.