05 noviembre 2015

Lo que menos vale más caro cuesta.

La tele, que no me da muchas alegrías más allá de las americanadas como "Undercover boss", "Hardcore Pawn", "Wheeler Dealers" y "Gold Rush" (me niego a usar las traducciones que hace algún cerebro del marketing expañol), ayer me recompensó con El Intermedio y El Hormiguero (programas de los que veo pedazos). En el primero entrevistaban a los catalanes y me gustó comprobar como están del tema de la independencia (sea para sí o para no) tan aburridos como el resto de los apátridas de Expaña. En el segundo metieron a una chica futbolista a jugar con chicos y (hombre, quitando la manipulación que seguro -y deo gratias- ha habido de imágenes) les metió una tunda. Lo mejor fue ver como se quita, ante el asombro de todos,  la falsa barba para tirar una falta. 
Estereotipos, lo que menos vale y más caro nos sale.