12 agosto 2015

Ríete tú de la infanta.

A todos nos ha maravillado que dentro de un matrimonio uno de los cónyuges no sepa cómo es posible que el otro proporcione un nivel de vida lujoso y no pregunte como dice Sabina en una canción "de dónde sale todo ese parné". Sin embargo a mí, lo que más me llama la atención es cuando sucede una catástrofe plural o singular y entonces el Estado o el Ayuntamiento de turno indica que ellos no tenían ni idea de que eso estuviera sucediendo en su localidad, al lado de su calle, en los rincones por los que pasean. ¿Qué es peor -me pregunto. que un cónyuge no controle al otro o que un Ayuntamiento no sepa qué sucede en su término municipal? Me decanto por lo segundo. Una chica holandesa de 17 años acaba de saltar de un puente -dicen que por haber entendido "now jumping" en lugar de "no jumping". "Las autoridades se han mostrado sorprendidas ante estos hechos, pues ni el Ayuntamiento ni la policía local del lugar estaban al tanto de que se llevara a cabo esta actividad. Además, no se contaban con permisos por parte del Ministerio de Fomento, dueño del puente o de la alcaldesa Isabel Fernández." Lo dicho, nadie se entera de nada, ni, por supuesto tiene responsabilidad.