15 junio 2015

Un tesoro en la Isla.

He tenido que esperar a las fiestas de Sancañas Placentinas para abordar "El Tesoro de la Isla". La ajetreada vida cultural no da respiro y Juan Ramón Santos Delgado tampoco para en esto de escribir y, además, cada día lo hace mejor. Si fuera un cocinero diría que el libro es una deconstrucción del clásico de Stevenson pero como se trata de letras diré que es un reescritura de altísimo nivel que además te invita a la lectura o a la relectura de clásicos que van a construir la personalidad de Jim Hawkings y, tal vez han construido, la del propio autor. He leído novelas juveniles y libros convertidos en superventas que incluso se recomendaban en los IES para los alumnos y aseguro que no tenían la calidad literaria que tiene este tesoro. Lástima que en el entorno que habitamos, una Extremadura muy dura y áspera, sea tan difícil la promoción y la difusión, tal vez porque vivimos en un Pomares pueblerino o porque nuestra particular Aracia está bien enterrada dentro de un pantano, pero cualquiera que lea la segunda novela de Juanra (es mi compa y le llamo así) quedará enganchado a una trama que clama por leer en el Epílogo las aventuras del Largo por los siete mares. Ahora que empieza el tiempo de lecturas veraniegas es buen momento para leer este libro, para animar a vuestros hijos e hijas a hacerlo y para que después ejerzáis con ellos de Marisa o Largo. Menos mal que ha aparecido esta Isla porque llevaba una racha de novelas ebook que me estaban matando el placer de leer. Gracias amigo.