28 junio 2015

A cascarla (o a cascar huevos a otra parte)

"Todo por el pueblo pero sin el pueblo" recogía la manera de actuar del Despotismo Ilustrado y así acabó, porque dos cosas opuestas no pueden conciliarse (tampoco en el amor, no te engañes). Ahora Europa, eso que ya nadie sabe qué es ni qué pretende, lleva años apretando más la tuerca ya que su motto parece decir "Todo para el pueblo pero contra el pueblo" y nadie, hasta que ha salido Grecia de su letargo, ha cuestionado que dos términos antitéticos no pueden conciliarse. No me tengo por radical, pero me parece muy bien la postura griega. Tal vez gracias a ellos podamos llegar a la síntesis del sinsentido de machacar a la gente por su propio bien. Llevan años cascando huevos y no acaban de hacer la tortilla. Realmente necesitamos un orden nuevo.