10 mayo 2015

Un poquito hartito.

De los cocineros que se refieren a todo lo que gestionan con itos, "un bacaladito con una salsita de ostritas y un poquito de cebollita", por poner un ejemplo, nada exagerado, del intento de agradar a base de diminutivos como si fuéramos bebés (ejemplos abundantes en los programas de cocina de la tele). Más allá de las maravillas que ni comparto ni me llegan y, por supuesto, no me satisfacen, afirmo sin lugar a dudas que no existe bocado más exquisito que un trozo de pan hecho con harina de kamut y aceite de oliva virgen extra. Sin diminutivos, es un bocado de cardenal. Un lujo. Mientras tanto, si deseáis una explosión de sabor, en mucho más que un tentempié, os recomiendo el sandwich de pollo con manzana lechuga y aguacate de Crespo's un lujo al alcance de todos. Salud y buenos alimentos, sin bobaditas.