28 mayo 2015

Sorianos y otras gentes de mal vivir.

Mi cuñado, que respalda a Sorianos,  una de las mil ramas que han crecido a partir de un Podemos, en tantos casos, decepcionante, dice que en su programa llevan un punto que parece una contradictio in terminis (eso lo digo yo): Proponen que los concejales del partido que gobierne estén todos liberados. Así podrán dedicarse por entero al bien de su pueblo. Eso sí, cada uno con lo que gane en su puesto de trabajo. Si ganas 670 euros, pues ese es tu sueldo de liberado y si ganas 10.000, no, no te vamos a pagar 10.000.
Estoy convencido de que las aportaciones de Sorianos no llegarán a nada, porque no gobiernan, ni son llave de ninguna cerradura, pero en otros Ayuntamientos sí que van a suceder cosas interesantes. Escuchar a Oltra, Colau y Carmena es un soplo refrescante. Mientras tanto los que mandan en Expaña (esos empresaurios poderosos que no representan a la empresa española) ya han dicho que aquí no va a haber ninguna reforma y ¡oye, la bolsa cayó! Son capaces de llevarse todo su dinero, todas sus empresas y toda su mierda indigesta fuera del país. Aquí rico yo y los demás que se mueran de hambre. "Pésame Señor haberos ofendido", "Ego te absolvo".
Hay mil medidas simples que podrían hacer todo más llevadero, desde coches oficiales a dietas, pero cuando se gobierna no se piensa en eso. Se piensa en regalar puestos de confianza (desde secretarías a jefaturas y más) a todos los que han peleado -¿por el bien de Expaña? - No, por el bien propio, que aquí apoyamos la cosa pública para poder mamar. Y, mientras no vea cosas contrarias, podéis llamarme populista, meesigual.