06 abril 2015

Orden de Caballeros Andantes para la protección de Princesas.

Cada vez que veo a un caballero andante sujetando la mano de su princesa o ayudándole a realizar las tareas que por su condición aún no le es posible realizar, me retrotraigo a los tiempos en los que también fui caballero de poderosa armadura, superhéroe  capaz de vencer todos los males, siervo de mi bella dama. Ahora que ella cumple, ya, su destino y realiza los propósitos y planes que se marcó, no me queda más que, como cruzado que peleó en su nombre, recordar los viejos tiempos de gloria y sentir que algo bueno, sí que, realicé.