22 marzo 2015

Crónica de cine.

Aunque antes existió un "Plasencia En corto" (ahora que recopilamos información para los 15 años han aparecido las pelis seleccionadas) a quien mandaba entonces no le interesó. Un titular del periódico recogió mi demanda de alfombra roja, pero jamás se puso. A veces se prefiere el cemento a la cultura y lo que sucede es que el hormigón acaba siendo un pegote sin vida. Dos años después 24 Fotogramas asumió realizar el Certamen "Plasencia Encorto" superando con creces las expectativas iniciales. Plasencia ha sido invadida estos días por gentes venidas de Italia, Irlanda, Alemania, Australia y muchos sistios más. Dicen que los hosteleros se han enfadado porque también estos días ha habido Iberfloresta, unos señores con moto, un viacrucis, y parece que Pepe Viyuela actuaba de manera altruista. Dicen que se podía haber planificado en fines de semana distintos (¡qué bonito que todo gire en torno a uno aunque ese uno no ponga jamás ni ideas ni dinero para los eventos!). No han protestado sin embargo porque había una magnífica obra de teatro, ni porque Iván presentaba un libro en El Verdugo.
El caso es que no deja de sorprenderme que los de 24 fotogramas sean tan profesionales y lo hagan todo tan bien. Sobre todo, además, que sigan recordando dónde nacieron y que mencionen a la gente que apoyamos la iniciativa. Los presentadores -que repiten- son espectaculares, el inglés de Amparo es cuasi nativo. El Sr. Alcalde en un discurso muy comedido -de tiempo- incidiendo siempre en esos detalles históricos que tanto nos gustan. La Consejera que también sabe lenguas (muy bien), aprovechó el evento para realizar el primer mitin en ésta Benéfica, cosechó discretos abucheos entre más de un profesor que ocupaba las butacas del Teatro, pero sin llegar a sobresaltos, que en Plasencia "semos mu obedientes". Todo, excepto la entrada al Salón funcionó como un reloj. Chema Trujillo -guionista- con su Regidora y la labor que durante meses han realizado, Antonio Luis Aranda, José Luis Muñoz, Israel, Rubén, Fernando, Wendy, Julián, Miriam (me dejo gente y esto es lo malo de mencionar solo a aquellos con los que tengo más relación) han dado los frutos esperados y son de premio gordo. Dicen las lenguas que los de 24 están cansados de hacer esto porque ya no hacen cortos, que es lo que siempre han querido hacer. Dicen que piensan en delegar. Puede que con eso descansen, pero que no piense nadie que el pago a gente externa suplirá la pasión voluntaria de quienes aman el cine. El tiempo dirá. En todo caso mi enhorabuena un año más.